Consejos para una mudanza

Uno de los procesos más estresantes de la vida de una persona es la mudanza. Y lo peor de todo es que, probablemente, nos debemos enfrentar a ello varias veces en nuestra vida. Claro que nos podemos facilitar el proceso de búsqueda, por lo menos, contratando una inmobiliaria de lujo en Barcelona. Pero con todo lo que viene después, no nos quedará otro remedio que enfrentarnos a ello.

 

Planifica

 

Planea tu mudanza varias semanas antes del gran día. Haz una lista con tus pertenencias. También, un plano de la casa nueva te ayudará a decidir dónde deberá ir cada mueble. Del mismo modo, deberás decidir si tienes que deshacerte de alguno de ellos.

 

Compra cajas y etiquetas adhesivas para clasificar todo lo que embales.

 

En la última semana antes de mudarte, limpia los armarios de la cocina y la nevera, y planifica cuidadosamente las comidas de los últimos días, para que no quede nada mohoso en la nevera.

¡Limpieza a fondo!

La mudanza es el momento perfecto para deshacerte de las posesiones de las que ya no haces uso. Revisa cada armario y cajón, y permítete no tener piedad: tira todo aquello que no hayas usado en el último año. Si crees que siguen en muy buenas condiciones, siempre puedes venderlo, regalarlo o donarlo.

Haz saber tu nueva dirección

Puede que no hayas caído en ello, pero muchas compañías y servicios tienen tu dirección… pero la actual. Desde el banco hasta el proveedor de electricidad, así como la compañía de telefonía móvil y tu tienda online favorita. Por ello, deberías hacer una lista de todas las personas y empresas a las que tienes que notificar tu cambio de dirección. Después de esto, revisa la lista para asegurarte que no te olvidas de nadie, y contacta para hacerles llegar la dirección de tu nuevo hogar.

Sobre los animales…

Y, si tienes mascotas, ten mucho cuidado con ellas, especialmente, a la hora de sacar los muebles de la casa. Lo ideal es que los dejes encerrados en una habitación mientras esto se lleva a cabo, para evitar que puedan causar un accidente.

Además, no olvides cambiar los datos del chip en el veterinario en cuanto te resulte posible.

 

Esperamos que, con estos consejos, la ardua tarea de la mudanza se convierta en algo más sencillo para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *