El camino hacia una construcción más sostenible

El cambio climático es una realidad y la huella que ha dejado el hombre sobre la tierra es simplemente irremplazable. Por estos motivos debemos trabajar en todos los niveles de la sociedad para preservar nuestro entorno y cuidar nuestros recursos. En el campo de la construcción, uno de los sectores más contaminantes, se están haciendo grandes avances gracias a la arquitectura modular y a las casetas de obra.

La arquitectura modular para salvar al planeta

No vamos a salvar al planeta solamente por sustituir un modo de construcción por otro, pero si estaremos llevando a cabo importantes recortes en la emisión de residuos, ruidos y desechos. Las obras tradicionales, donde se modifica por completo un paisaje donde antes no había nada (o había mucho) para levantar a un coloso de hormigón, tienen un alto coste sobre el entorno.

construccion sostenible

En este sentido, la arquitectura modular se presenta como una alternativa a seguir  para encontrar el camino hacia métodos de construcción más sostenibles. Esto se lo debemos  a las características propias de su proceso de fabricación y montajes, entre las que encontramos:

  • Mínimo impacto sobre destino final. La fabricación de los edificios modulares tiene lugar en fábrica, en un espacio cerrado donde se minimiza el impacto hacia el exterior y que permite llevar a cabo un control más exhaustivo de todos los procesos. Una vez finalizado, se traslada a su ubicación final, donde el impacto es mínimo.
  • Materiales sostenibles. La selección de materiales y recursos utilizados para módulos prefabricados son sostenibles y poco contaminantes, pues ya se han seleccionado y probado para tal fin.
  • Reutilización. La arquitectura modular tiene una segunda vida y esta es su principal característica. Esto permite que una sola construcción sustituya a nuevos proyectos, ahorrando el correspondiente coste medioambiental.
  • Embellecedor. Aunque la arquitectura modular tiende a tener un marcado estilo contemporáneo de formas rectas y fachadas frías, lo cierto es que estos módulos presentan un alto grado de personalización de acabados interiores y exteriores que nos permite integrar el diseño con el medio, donde prima la madera, los espejos o los jardines verticales.  

Como puedes ver, estas cuatro características sitúan a la construcción modular por encima de la construcción tradicional, lo que hacen de ella una alternativa ecosostenible y con futuro, que poco a poco debe estar más presente en nuestra sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *