como hacer abono

¿Por qué y cómo abonar las plantas?

Todo aquel que tiene biotrituradoras y las usa de manera habitual conoce la importancia y la necesidad de abonar sus plantas con tal de que se desarrollen de forma saludable, que den buenos frutos y que resistan sequías y heladas.

Para que las plantas crezcan fuertes y sanas, necesitan contar con la cantidad suficiente de tres macronutrientes básicos para ellas: nitrógeno, potasio y fósforo, así como con una cierta cantidad de magnesio, calcio, azufre, cinc, hierro, manganeso, cobre, boro y molibdeno. Cada uno de estos elementos tiene su propia función en el crecimiento de las plantas, por lo que es vital para ellas que les otorguemos un abono de calidad que cuente con todos estos ingredientes. De ahí la importancia de saber manejar biotrituradoras para un mejor abono. 

Tipos de abono

Orgánicos

El compost y el mantillo son materia orgánica, y gozan de una textura similar a la de la tierra. Para aplicarlo, se esparce sobre el suelo.

Granulados

Son aquellos que se comercializan en forma de pequeñas bolas. Los hay de liberación lenta, que duran meses, y rápida, que liberan los nutrientes en pocas semanas.

Líquidos

Se deben diluir con agua. Son más potentes que los anteriores mencionados.

Solubles

Son incluso más potentes que los líquidos, y se venden en polvo para que se añada al agua de riego.

Bastones

Se trata de la forma más cómoda. Son bastones que se entierran en la tierra y van liberando los nutrientes lentamente.

¿Cuándo abonar las plantas?

Si las condiciones en las que se encuentran tus plantas no han variado pero, aun así, aparecen con mal aspecto, con las hojas pálidas, o descoloridas, o que creas que parecen desnutridas… En estos casos, significa que las plantas necesitan abono, y es el momento de actuar. Enriquece el sustrato para conseguir que la planta se recupere.

La dosis adecuada

Tanto la carencia como el exceso de nutrientes pueden perjudicar la salud de nuestras plantas. El exceso de éstos puede llevar a las hojas a sufrir quemaduras, o que los tallos crezcan más de la cuenta. Por ello, debemos aprender a ajustar la dosis según las indicaciones del envase del abono utilizado.

Con estos consejos, esperamos que no tengas problemas a la hora de abonar tus plantas.